¡Compliance está aquí!, para quedarse.

Noticias

Cultura Compliance: origen y evolución

Rafael Martínez Gómez, Consultor Senior. Octubre 2017

¿Pérdidas por daños en la reputación y el valor de marca?, ¿Multas por incumplimiento de la normativa aplicable a tu sector? ¿Procesos de auditoría concluidos con numerosas acciones correctivas y recomendaciones?
Seguro que alguna de estas situaciones se ha vivido en tu empresa pero, si aún no es tu caso, tienes la oportunidad de tomar conciencia sobre la importancia de concepto “Compliance”.

Compliance surge como una necesidad de control, verificación y supervisión en las compañías y tiene su origen en aquellos sectores que históricamente han destacado por su alto grado de exigencia normativa: farmacéutico y financiero.

Hoy en día, dada la tendencia hacia la internacionalización de las organizaciones, la presencia “multicanal” de las mismas y los nuevos riesgos que aparecen ligados a estos aspectos, la normativa (interna y/o externa) ha endurecido los estándares de cumplimiento y las penalizaciones asociadas.

Estas circunstancias tienen como resultado que el ámbito Compliance haya empezado a desempeñar un papel protagonista en las empresas, pasando de una situación puramente reactiva a situarse como una de las funciones prioritarias y transversales a toda la organización.

En PMOpartners hemos acompañado a nuestros clientes tanto en procesos de cumplimiento reactivos, como consecuencia de algún detonante, como proactivos en aquellos casos en los que la organización ha podido anticiparse a los acontecimientos.

Gracias a esta experiencia, hemos interiorizado Compliance como una buena práctica de gestión que permite asegurar y evidenciar el cumplimiento normativo y de estándares (internos y externos). Algunos ejemplos:

  • Legislación sectorial aplicable
  • Reglamento Europeo de Protección de Datos
  • Políticas, procedimientos y/o códigos internos
  • Estándares de organización matriz para sus filiales

En este sentido, el crecimiento del ámbito ha desencadenado la creación de la figura del Compliance Officer, encargado de la supervisión de todas las actividades relacionadas con los ejemplos anteriores. Por ello, desde PMOpartners hemos confeccionado un servicio a modo de Oficina de Compliance que sigue un modelo iterativo bajo tres perspectivas.

 

  1. Interna: análisis del cumplimiento de la normativa y los estándares de la organización.
  2. Externa: establecimiento de un mapa normativo, de riesgos y procedimientos.
  3. Evaluación y Reporting:Implementación de un modelo sobre el estado de cumplimiento de la organización.

Como hemos comprobado en la definición, implementación y operación de este modelo, existen una serie de factores clave en relación al éxito de la gestión del cambio hacia la “Cultura Compliance”. Alguno de ellos son:

  • Involucración de la Alta Dirección.
  • Programas de verificación y control (Monitoring & Testing).
  • Formalización de políticas, procedimientos y estándares.
  • Estructura organizativa bien definida y medios adecuados.
  • Interacción con Auditoria, Control Interno y Riesgos.
  • Acceso a la información y procesos.

Como conclusión, extraída de los proyectos llevados a cabo, podemos asegurar que ha habido un cambio en la posición de la función de Compliance, volviéndose imprescindible en el día de a día de las organizaciones. Como ya os dijimos…

¡Compliance está aquí!… para quedarse.

 

Si necesitáis más información o realizar cualquier consulta, podéis contactar con nosotros a través de la siguientes direcciones de correo:

info@pmopartners.es o rmartinez@pmopartners.es.

El equipo de PMOpartners.