Compliance, ¿Y eso qué es?

Compliance, ¿Y eso qué es?

Informes

mapa
El proceso de Compliance surge en el mundo empresarial como una necesidad de supervisión y control. Debemos irnos varios años atrás para entender la evolución de este proceso tan importante, hoy día, para las empresas.

 

Tiene sus inicios en sectores extremadamente regulados por su alto grado de complejidad normativo y fiscal, como eran el farmacéutico y financiero. Históricamente, Compliance realizaba funciones de Back-Office y era considerado  en la estructura organizativa como un mero departamento de apoyo. Actualmente,    dada la internacionalización de las empresas, y después de la aprobación de la Reforma del Código Penal: Ley Orgánica 1/2015 y Norma ISO 19600: 2015, el proceso de Compliance está empezando a desempeñar un papel muy importante dentro de las organizaciones, pasando de ser una necesidad desconocida, a un recurso que las empresas deben utilizar para ser más competitivas y diferenciarse de sus competidores.

 

frase

 

Ahora bien, ¿Qué es Compliance? Desde PMOpartners entendemos Compliance como un indicador de buena gestión, que nos permite implementar procedimientos que aseguren el cumplimiento normativo tanto externo (legislación sectorial) como interno de la matriz (políticas, procedimientos, códigos deontológico, de conducta…). Permitiendo que las empresas no dañen su reputación de marca y eviten multas, sanciones y grandes pérdidas financieras.

 

El crecimiento/evolución de este proceso ha traído consigo el desembarco de la figura de Compliance Officer. Estos, son las personas responsables de supervisar y gestionar todas las cuestiones relacionadas con el cumplimiento normativo, pudiendo tener incluso responsabilidades legales o penales.

 

El Compliance Officer debe gozar de plena autonomía en la empresa y tiene la obligación de informar las irregularidades al Consejo, que será el que tomará las oportunas decisiones.Entre sus principales funciones podemos destacar: evaluación y medición del riesgo, supervisión periódica de las actividades para evaluar el entorno de control, recomendaciones y seguimiento de medidas propuestas, asesoramiento y análisis de cambios estatutarios y reguladores, impartir formación a empleados y directivos para que conozcan y apliquen las normas, e informar a la alta dirección sobre los riesgos y definiciones identificadas.

datosEn PMOpartners hemos sabido identificar esta necesidad y queremos ir más allá. Por lo que proponemos, basándonos en nuestra sólida experiencia, una serie de principios bajo los que se debería regir un programa de Compliance al que hemos definido como “Cultura de Cumplimiento Normativo”. Estos principios son:

  • Involucración de la Alta Dirección.
  • Programas de Verificación y Vigilancia (Monitoring & Testing)
  • Políticas y procedimientos escritos.
  • La Independencia de la función respecto del negocio.
  • Estructura organizativa bien definida y medios adecuados.
  • Interacción con Auditoria, Control Interno y Gestión de Riesgos.
  • Acceso a la información y a todas las funciones y procesos.
  • Formación mínima que garantice un adecuado nivel de conocimientos de la organización y de las normas aplicables.

Como hemos visto, las empresas no solo deben usar el proceso de Compliance como algo meramente temporal, sino que deberían incluirlo como parte fundamental y estratégica en su organización. Por ello, en PMOpartners, proponemos implantar una Oficina de Compliance que siga un modelo iterativo bajo tres perspectivas. Una perspectiva interna donde se realice un análisis de la normativa interna, una perspectiva externa donde se establezca un mapa normativo, de riesgos y procedimientos, y por último, evaluación y reporting.

 

Tras esta breve, pero sólida, introducción de Compliance, podemos confirmar que no se trata en absoluto de una moda pasajera, sino de la respuesta a la necesidad de análisis, corrección y mejora continua imprescindible en la vida empresarial.

 

¡Compliance está aquí!, para quedarse.